Te invitamos a descargar nuestra aplicación móvil haciendo clic en
Descargar de Play Store


Topa de frente contra poste

07/11/2017

Topa de frente  contra poste

Edgar perdió el control de la camioneta, pegando fuertemente contra el poste.


Seguridad
Heriberto Gámez

Considerables daños materiales fue el saldo de un aparatoso accidente vial, el cual fue causado por el conductor de una camioneta tras estrellarla contra un poste de madera propiedad de la CFE.

El percance sucedió en el Nueve Hidalgo y Juárez, de la zona centro, lugar a donde acudieron para tomar conocimiento peritos de tránsito municipal, quienes señalaron como responsable a Edgar Salinas, de 38 años, con domicilio en la colonia Guadalupe Mainero.

Dicha persona manejaba una camioneta marca Chevrolet modelo 1990 en sentido de norte a sur por la calle Nueve y, al circular entre la calle Hidalgo y Juárez, pierde el control del volante declinando la unidad la trayectoria a la extrema derecha.

Posteriormente se estrella contra un poste de madera propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, resultando afortunadamente el conductor ileso.

El operador de una grúa particular se encargó de realizar maniobras para trasladar la camioneta a un corralón, siendo los daños materiales estimados por la autoridad vial en los diez mil pesos.


Galería Fotográfica

Los daños materiales ascienden a los diez mil pesos.

Los daños materiales ascienden a los diez mil pesos.


Últimas Noticias

Corría como loco y se mete bajo tráiler

Debido al estado de ebriedad en que andaba, lo estampa con la caja de un tráiler que estaba estacionado

Arrolla a moto y huye

Una camioneta omitió una señal de alto, impactando al motorista, mandándolo al hospital

Choca por borracho

El alto grado de alcohol que corría por sus venas le impidió tener el control del volante

Huye tras chocar

Una motocicleta recibió el fuerte impacto del ebrio chofer, quien con el susto se le pasó la pea

Mueren tres llerenses en fatal accidente

El accidente dejó, además, una persona lesionada, en tanto que los vehículos quedaron reducidos a chatarra