Todo lo que debes saber sobre la Deep Web, los bajos fondos del internet

Todo lo que debes saber sobre la Deep Web, los bajos fondos del internet


 

 

Si creías que tan solo navegando por Google serías capaz de encontrar toda la información que existe en la red, estás muy equivocado. La Deep Web, también conocida como la web profunda o invisible, esconde todo un submundo oscuro, un internet sin regulación legal al que es imposible acceder de forma convencional. Y es que el conjunto de bases de datos y sitios web que forman este otro ciberespacio no son indexados por los motores de búsqueda que conocemos. Según informan las webs especializadas, la cantidad de información ubicada en estas profundidades equivale, más o menos, al 95% del contenido de lo que hay en Internet. Compraventa de datos, venta de órganos,armas, drogas, alquiler de hackers y webs con contenidos racistas y xenófobos son algunos de los contenidos que conforman la Deep Web.

Los peligros que puede conllevar acceder a la Deep Web

Aunque la Deep Web es un escondrijo para delincuentes y criminales, el simple hecho de acceder no es ilegal. No obstante, no sabes quién puede estar controlando o vigilando esos accesos y desde dónde, por lo tanto te arriesgas a que alguien hackee tu ordenador o que lo usen como réplica para fines turbios. Si accedes con la idea de comprar algún tipo de producto, este puede ser falso o estar manipulado. Además, si el producto es ilegal, solamente el hecho de adquirirlo ya puede ser motivo de detención, sea cual sea la vía de compra.

Un recurso para policías y periodistas

La privacidad de la Deep Web también tiene sus ventajas es una fuente de información útil para policias, periodistas, espías o unidades de inteligencia y seguridad. Las autoridades de cualquier país pueden acceder para comprobar quién está vendiendo y accediendo a esos servicios para después proceder a su detención.