El mundo está pendiente de cumbre: Kim Jong Un

En una breve declaración ante las cámaras, el líder norcoreano expresó sus esperanzas en su próximo encuentro con Donald Trump en Singapur.
El mundo está pendiente  de cumbre: Kim Jong Un

En una breve declaración ante las cámaras, el líder norcoreano expresó sus esperanzas en su próximo encuentro con Donald Trump en Singapur.


Singapur.- El líder norcoreano, Kim Jong Un, afirmó este domingo que el mundo entero está pendiente de la reunión que mantendrá el próximo martes con el Presidente de Estados Unidos Donald Trump, y que será el primer encuentro de la historia entre los líderes de ambos países.

"El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica entre la República Democrática del Pueblo de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) y Estados Unidos de América", indicó el líder norcoreano al comienzo de su reunión con el Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en el Palacio Presidencial de Istana.

En unas breves declaraciones captadas por las cámaras al comienzo de la reunión, Kim afirmó además que confía en que la cumbre sea exitosa y que en ese caso el nombre de Singapur entrará en la historia.

"Gracias a sus sinceros esfuerzos (...) pudimos completar los preparativos de esta histórica cumbre, y queremos darle las gracias por ello", afirmó el norcoreano al Premier.

Lee, quien también tiene previsto reunirse mañana con el Mandatario estadounidense, agradeció al líder norcoreano su visita a Singapur y le estrechó efusivamente la mano ante las cámaras antes de comenzar el encuentro, que duró unos 20 minutos.

El Primer Ministro elogió la decisión audaz y admirable de ambos líderes de reunirse, además de que expresó su esperanza de que la cumbre impulse las perspectivas de paz y estabilidad en la Península Coreana y la región en general, informó el Ministerio de Exteriores de Singapur en un comunicado.

El líder norcoreano, cuya visita ha estado rodeada de un enorme secretismo, se trasladó desde su hotel, el Saint Regis, en el centro de Singapur, hasta la oficina del Premier en un convoy de una veintena de vehículos que fue seguido por las cámaras de televisión.