Aranceles no presionarán TLC: Guajardo

En la firma del TPP 11, el Secretario de Economía dijo que la imposición de aranceles por parte de EU "no presionará" negociación del TLC.
Aranceles no  presionarán  TLC: Guajardo

Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía de México, está en Chile para la firma del nuevo TPP.


Santiago, Chile.- México no dejará que los mayores aranceles a las importaciones de acero y aluminio que planea anunciar Estados Unidos tengan "correlación" o "presionen" las complejas negociaciones para modernizar el TLC, dijo este jueves el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Durante su participación en Santiago en la firma del histórico tratado comercial entre países del Asia-Pacífico (CPTPP o TPP-11), el funcionario mexicano dijo que estaban expectantes de los próximos anuncios de Estados Unidos, pero recalcó que no tiene vínculos con las conversaciones sobre el TLC, en las que también participa Canadá.

"Esto no tiene absolutamente nada que ver con las negociaciones. La posición de México es contundente y es única. Esa posición no tendrá ninguna influencia por la definición de aranceles", sostuvo Guajardo.

"Nosotros no dejaremos que tenga ninguna correlación (los nuevos aranceles de Estados Unidos) y bajo ninguna circunstancia (el diálogo) estará sujeto a ningún tipo de presión", agregó.

Los comentarios de Guajardo se conocen sólo días después de que el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que la propuesta de fijar aranceles globales a las importaciones de acero y aluminio es un "incentivo" para que Canadá y México concluyan las negociaciones sobre el TLC.

El Secretario de Economía reafirmó que México seguirá avanzando en el diálogo, por lo que está "constructivamente involucrado en obtener una exitosa resolución de estas negociaciones".

"La decisión no es que México se salga. TLC existe entre tres países. Los que están tomando la decisión si se quedan o se van son ellos, no México", dijo Guajardo.

El funcionario no quiso opinar sobre si la renegociación de este pacto vigente desde 1994 se podría alcanzar antes de las elecciones presidenciales mexicanas de julio, pero enfatizó que la idea era lograr un acuerdo "en el tiempo que sea necesario".