Revive documental pasión de INXS

Revive documental pasión de INXS


México DF. Para Chris Murphy, ex manager de la exitosa banda australiana INXS, existía algo en el grupo que destacaba más que su hipnotizante sonido y su imagen de rockstars: la manera en que conectaban con sus fans.

Y eso es lo que retrata el concierto Live Baby Live, que el también empresario vino a presentar a México, en una función especial para fans. 

"Esta era una banda que podía subirse al escenario sin computadoras, sin pantallas y enganchar a su audiencia de 80 mil personas como si fueran 100.

"Eso es extraordinariamente único. Muchos artistas hoy en día han perdido el arte de esta conexión, tienen grandes pantallas por aquí, por allá, efectos de proyección, computadoras, pero si tú miras (este concierto) sólo son ellos tocando sus instrumentos con todo lo que tienen y eso era pura pasión", expresó Murphy, emocionado, en entrevista.

En julio de 1991, el representante ideó un plan para que Live Baby Live, realizado ese mismo año en el estadio Wembley, quedara inmortalizado en una grabación.

En aquel espectáculo, la banda encabezada por Michael Hutchence interpretó éxitos como "New Sensation" y "The Stairs".

"Una de las cosas por las que estaba realmente emocionado es que sabía que en algún lugar, porque no podíamos encontrarla, estaba esta película de Wembley, nadie sabía dónde estaba, las 65 cintas de 35 milímetros estaban perdidas y me tomó seis años encontrarlas", explicó.

Pese a que la producción ya ha sido lanzada en distintas plataformas, el material ha sido restaurado en 4K y Dolby Atmos por Giles Martin y Sam Okell, además de haber sido exhibida en funciones especiales en distintas salas en Australia, París, Nueva York, Londres y ahora en México.

"Amaría que muchos músicos jóvenes alrededor del mundo lo vieran sólo para recordar el arte del entretenimiento, no sólo de tocar canciones o saludar cumpliendo con el programa, muchos se van por eso.

"Siento mucho orgullo, felicidad y nostalgia cada vez que veo esto, me pongo muy emotivo, feliz porque es increíble ver a la banda y a Michael en su mejor forma pero también es triste porque sigo pensando: '¿Por qué tuvo que irse? Es todo un viaje emocional", compartió el australiano.