Yo, Diabético
Por: Mauricio Morán Olmos | 2018-01-13 03:22:55



Después de veinte años con diabetes comprendo que esa condición es el resultado de la forma de vida que he llevado. A pesar de los excesos, desorden, descuido en las costumbres y hábitos en la manera de comer y beber, que me llevaron a tener esta enfermedad, considero que la vida brinda oportunidades y una de ellas es disfrutarla y buscar la felicidad.

Una de las primeras condiciones que hice para sortear de la mejor manera por cuatro lustros mi enfermedad es la superación mental, tener la firme convicción de llevar a cabo las acciones cotidianas y sencillas sin la mayor preocupación, dejar de preocuparse o tensionarse por situaciones que no están al alcance de nuestras manos.

No dejarme arrastrar por la sorpresa de la noticia de ser diabético, darle su verdadera dimensión, comprender que es una enfermedad cotidiana, común y que se puede controlar. Si bien no tiene cura se puede tener calidad de vida, tener mente lúcida, siempre y cuando se tenga disciplina en comida, ejercicio y medicina. Al final lo importante es ser feliz y si no se es feliz por lo menos hay que darle mejor vida a los demás, no ser un estorbo o no dar lástima, ni estresarse, ni derrotarse.

Veinte años después asumo mi mejor papel en el trabajo, en el hogar, con los amigos, familiares y conocidos; la vida y la diabetes me han enseñado que se pueden tener planes, objetivos tangibles que lograr, hay personas que necesitan de ayuda y hay que estar presentes para brindarla.

También he sabido perder y algunas veces no, la diabetes no ha sido barrera para tener una vida normal como cualquier persona sana. He tenido ilusiones, otras no, también he visto los caminos cerrados, sin nadie alrededor, esa es la vida y el tener diabetes no la hace menos.

Es decir, que con o sin enfermedad hay que asumir las responsabilidades que presenta el destino.

El tener diabetes da la oportunidad de demostrar que la vida no termina, que se puede amar y ser amado, que se puede transmitir ideas constructivas, y moldear aquellos pensamientos que buscan destrucción.

Además del cuidado físico es la actitud que se debe asumir, hay que sobreponer optimismo siempre, aún en condiciones desfavorables.

El inicio de año debe ser propositivo, creativo, llevar la fiesta en paz, y estar preparados ante lo inesperado.

.La mejor opinión es la suya, saludos.

Lic. Mauricio Morán Olmos, Director de Metodología del IMO mauricio.moran21@gmail.com

Página web de IMO http://imocorp.com.mx

El Instituto de Mercadotecnia y Opinión es una agencia encuestadora mexicana independiente, representa a México en el ISSP (Programa Internacional de Encuestas Sociales) y pertenece a la Asociación Mundial de Investigación de la Opinión Pública WAPOR.