Urzúa, el Villano



 

          En verdad que les dolió la renuncia de Carlos Urzúa Macías a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), como se puede constatar en la campaña de desprestigio orquestada en contra de él no sólo por legisladores surgidos de las filas de Morena, sino también a través de artículos periodísticos que tratan de hacerlo aparecer como el villano que provocará el fracaso de la 4° Transformación.

 

          El más reciente ataque en contra de Urzúa Macías fue protagonizado por el coordinador de la fracción de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Dávila, quien lo acusó de actuar de manera arrogante, de ser mal agradecido y de traicionar la confianza que le otorgó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

          El político zacatecano dijo que el ahora extitular de la SHCP ni siquiera hubiera aceptado el cargo si no estaba de acuerdo con los proyectos clave del actual gobierno federal, es decir la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco y la del aeropuerto en Santa Lucía, Estado de México.

 

          El senador Monreal Dávila expresó que Urzúa Macías debió haber renunciado desde las designaciones de Margarita Ríos-Farjat y de Eugenio Nájera Solórzano, como titulares del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y Nacional Financiera (NAFIN), respectivamente, que impulsó el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza.

 

          El también ex-titular de la Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México defendió con tanta vehemencia el desempeño Romo Garza, que hasta algunos legisladores y militantes de Morena sospechan que desde ahora busca afianzar la nominación a la presidencia de la república en el 2024.

 

          Incluso, varios paisanos de Monreal Dávila no descartan la posibilidad de que las críticas en contra de Urzúa Macías simplemente buscan granjearse el apoyo del gabinete de López Obrador para que su hija, Catalina Monreal Pérez, logre obtener la dirigencia estatal de Morena en Zacatecas.

 

          La campaña de desprestigio en contra del ahora ex-titular de la SHCP se da a través de diversos periodistas y analistas, entre los que se encuentra Ricardo Raphael de la Madrid, quien en su columna de ayer titulada “Las deshonestidades de Urzúa”, afirma que el ahora extitular de la SHCP tiene dos razones muy grandes para detestar a Romo Garza.

 

          En forma textual, el también académico y escritor dice que: “la primera se relaciona con la proximidad política que el ahora exfuncionario sostiene con el presidente del Grupo Fomento Económico Mexicano (FEMSA), José Antonio Fernández Carbajal –El Diablo-, y la segunda, que Carlos Urzúa no fue la primera, ni la segunda, ni la tercera opción del presidente López Obrador para ocupar la cabeza de la SHCP, además de que Romo Garza tuvo la responsabilidad de intentar, sin lograrlo, convencer a los otros candidatos.

 

          Aquí, sin proponérselo Raphael de la Madrid también le da un fuerte raspón al Jefe de la Oficina de la Presidencia, puesto que desde la campaña presidencial se sabía de la influencia que tiene en la toma de decisiones de López Obrador, por lo que no lograr convencer a las primeras opciones, es decir Adrián Rodríguez Macedo, Rogelio Ramírez de la O y Santiago Levy Algazi, se puede interpretar que Romo Garza carece de capacidad para convencer de la viabilidad del proyecto de cambio conocido como la 4° Transformación.

 

          A propósito, se filtró la información acerca de que habrá una comida, antes de que concluya este mes, entre dueños de grandes corporaciones empresariales del país y el presidente López Obrador.

 

          Se habla de que estarán en el convivio Carlos Slim Helú, Alberto Bailléres González, Germán Larrea Mota Velasco, Valentín Diez Morodo y Emilio Azcárraga Jean, sin descartar la posibilidad de que se logre convencer a otros importantes empresarios, como es el caso de Ricardo Salinas Pliego, Antonio del Valle Ruiz, David Peñalosa Sandoval, Roberto Hernández Ramírez, entre otros.

 

          La convocatoria fue hecha por Romo Garza, sin embargo algunos de los grandes empresarios no están seguros de asistir porque no desean recibir otro revés cuando el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, signó hace casi un mes el Convenio para la Promoción de la Inversión y el Desarrollo Incluyentes en Palacio Nacional, con una inversión privada por 32 mil millones de dólares y pocas horas después se anunciaba la cancelación de las rondas petroleras previstas para el próximo mes de octubre.

 

          De regreso con la campaña de desprestigio en contra de Urzúa Macías, no hay duda de que les dolió su renuncia a la SCHP, pero sobre todo porque desenmascaro el mesianismo de López Obrador que con el pretexto de combatir la corrupción ha cancelado varios proyectos importantes, como es el caso de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), además de otros de relevancia social, entre los que se encuentra las Estancias Infantiles.

 

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com