Sindicato por si hay obras públicas.



 

Quien le dijo a Santos Francisco Hernández Aguilar, quien era militante del PRI en Nuevo Laredo y aspirante a dirigir el comité municipal de aquella ciudad desde hace varios años, que en Tamaulipas faltaba un sindicato para competir por la asignación de obras oficiales a los empresarios y trabajadores de la construcción.

Alguien debió de acelerarlo para que se metiera a tratar de hacer política con fines electorales, porque otro empresario de la educación como él, aunque ex del PRD, pero, en calidad de independiente así los hizo y tiene una hermana que es secretaria del Trabajo en la entidad.

Se trata de Francisco Chavira Martínez, cuya hermana Estela, es la titular del área laboral del Estado y son poseedores de la Universidad del Norte de Tamaulipas, en tanto que, la empresa educativa del priísta, quien despacha como secretario general del comité municipal de ese partido en Nuevo Laredo, como segundo de abordo dela exalcaldesa y exdiputada Federal Mónica García Velázquez, es el Instituto Cultural Educativo Nuevo Laredo.

También pude ser que el acelere para crear una organización tipo sindicato, es producto de las conexiones que el dueño del negocio educativo que oferta como principal actividad el servicio de bachillerato, bajo el lema, excelencia en educación para un espíritu superior, tiene con funcionarios del Gobierno Federal.

El priísta afirma que cuenta con el respaldo del dirigente del Sindicato Nacional de Infraestructura, ingeniero Nicolás Plascencia Albíter, para que, los agremiados a su organización puedan obtener contratos de obras una vez que el Gobierno de Don Andrés López Obrador, comience a distribuir contratos en Tamaulipas.

El viernes pasado fue la asunción del nuevo organismo de empresarios de la construcción, trabajadores, transportistas, albañiles y carpinteros, que, en el terreno de las realidades, será competencia de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, porque también andan en búsqueda de obras gubernamentales de los tres niveles de gobierno, a fin de enderezar su barco, porque en los últimos tres años, las empresas dedicadas a este sector económico, no la pasan muy bien.

Obvio, en esta semana se conocerá el posicionamiento de la Cámara de constructores de esta capital que tiene a su cargo el ingeniero Luis González Cruz, cosa que será por default, ya que, el grupo de responsables del Sindicato Nacional de Infraestructura de Tamaulipas, en su mayoría provienen de Nuevo Laredo y otras ciudades de la frontera y será interesante saber si, en primer lugar es como un cubetazo de agua fría en pleno verano o más simple, no deben de preocuparse, por tratarse de un sindicato circunstancial.

El hecho de que el dueño del Instituto Cultural Educativo Nuevo Laredo, ahora sea líder de los carpinteros, albañiles, camioneros de obra, trabajadores del bloc y constructores, no quiere decir que descuidará su empresa, más bien el hombre tiene tiempo para hacer otro tipo de cosas, según esto, porque, cuándo se trata de apoyar a las empresas y obreros, él estará allí, todos los días y a cualquier hora.

Es para sorprender que, el maestro Hernández Aguilar, hable ya de acuerdo con el Gobierno del Estado, para que, a sus agremiados se les considere en la distribución de obras pública y que, desde el Sindicato de Infraestructura, se cuidará que cada obra que se inicie se termine, afirmación que quizá tiene que ver con el hecho de que haya empresas que dejan tiradas las obras y se va, cosa que ellos, los del Sindicato de Infraestructura no harán.

A pisar tierras desconocidas, pero, con la idea de sacar beneficios y hasta entrarle a la política, acompaña en la dirigencia del Sindicato de Infraestructura al empresario educativo, el contador Juan Alberto Omar Saldierna en Finanzas, Ricardo Saint André Rivas en los asuntos del Trabajo y Ricardo Cantú Ríos en Relaciones Públicas.

También Tomás López Barrera en Organización, Oscar Fernando Mora Amparan en Actas y Acuerdos, Beatriz Elena Hernández Aguilar en la Comisión de Honor y Justicia y Laura del Rocío Ortiz Ramos para representar a las Mujeres.

El Sindicato trabajará a favor de los intereses de las constructoras y de sus trabajadores, raro, pero, eso es aquello que dicen que harán.

 

Los otros.

En cuándo comience agosto o mejor dicho después de las vacaciones de verano, la Auditoría Superior del Estado, aplicará el acelerador a sus acciones para preparar dictámenes de cuentas públicas, para que, las Comisiones del Congreso del Estado puedan someter a consideración del Pleno Legislativo, las que hayan cumplido con las observaciones realizadas por auditores que actuaron con lupa para que todo esté bien y que, en caso de fallas, los responsables de Ayuntamientos pasados, COMAPAS e instituciones desconcentradas de la administración estatal, den la cara regresen los recursos que no están bien comprobados.

Se supone que el titular de la Auditoría Superior, Jorge Espino Ascanio, ya habló muchas veces que la gente que tiene cuentas pendientes con él y, tras cumplirse los plazos y cumplir con las observaciones, él tiene que proceder por la vía de la denuncia penal.

El indicador será, cuenta rechazada por el Pleno Legislativo equivale a denuncia ante la Fiscalía General del Estado, para que se dé con los responsables del manejo de los recursos públicos y que, regresen el dinero o vayan a la cárcel.

El gran lío en el que un grupo de tamaulipecos futuristas metieron al Director de Radio, Televisión y Cinematografía, RTC, de la Secretaria de Gobernación, Rodolfo González Valderrama, porque le vieron con tamaños para ser nombrado como precandidato a gobernador de Tamaulipas para el 2022, parece que se serenó, desde el momento que, el propio funcionario desmintió que esté en la búsqueda de un cargo de elección popular.

Como quiera, no deja de ser la carta fuerte de los del sur de la entidad para la sucesión gubernamental, de la misma manera que, para los del norte es el Oficial Mayor de la Secretaria de Educación Pública, Héctor Garza González y para los del centro de Tamaulipas, el Senador Américo Villarreal Guerra, este último probado y con buenos resultados en las urnas, porque ganó el escaño de la Cámara Alta del Congreso de la Unión, con votos, muchos votos.

En Reynosa los de la nueva izquierda, que son muy diferentes a los de izquierda nuevos, no creen que uno de éstos últimos, José Ramón Gómez Leal, pueda consolidar su proyecto de ser candidato a la gubernatura, porque perdió la alcaldía de aquella ciudad y, además, en los afectos del presidente de la República, Don Andrés López Obrador, está más cincho el funcionario de la SEP, Garza González, que, quien funge como poderoso delegado Federal.

Además, el representante lópezobradorista tiene instrucciones precisas de no bloquear, sabotear o frenar las acciones que lleve a cabo el Oficial Mayor de la SEP.