¡Porque volar no puedo!



LO CLARO. Es interesante y primordial el impulsar la investigación- como todos sabemos, la investigación contribuye al progreso. Genera desarrollo.

Pero es más importante aún, que se fomente investigación que provenga de los jóvenes.

Existen espacios que promueven y fomentan a este respecto. Encontramos datos que aporta la Universidad Autónoma de Tamaulipas, donde se estimula el talento joven. ‘Premio Investigador Joven UAT 2018’ es llamado el reconocimiento que se aporta a jóvenes menores de 40 años que destacan por su contribución a la ciencia y al progreso.

Julio César Chacón Hdz. es el joven –doctor investigador- que mediante el estudio de control de plagas, abona sus conocimientos en beneficio de la comunidad agrícola. Controles que permitirán eliminar de manera paulatina el uso de insecticidas y que el control parasitario de manera biológica sea la posibilidad de manejar las plagas depredadoras. Encomiable.

LO OSCURO. De los creadores de “A chillidos de cerdo, oídos de carnicero” y “Sí robé, pero poquito”, llega la nueva “¿Por qué corres?... ¡Porque volar no puedo!”.

Muy de actualidad es el tema en todas las esferas públicas del mundo, respecto de actos de corrupción.

Del que gobierna, del que gobernó y del que pretende. Nadie se escapa.

Hoy ya está en todos los noticieros -sin lugar a defensa-, el estado en que se encuentra la antes residencia oficial del presidente de la república, Los Pinos. Con escandalosos letreros que demuestran que donde había tenedores, cucharas y platos, lo ocupa un enorme vacío evidenciando que éstos ‘cambiaron de domicilio’. Igual los cuadros que colgaban de las paredes Sin explicaciones. Los rótulos citan “Así los recibimos”.

Quizá en el marco de la fecha observada por la ONU que señala el 9 de diciembre en el calendario como de iniciativa de todos, erradicar de las conductas gubernativas -para beneficio individual-, el uso de los recursos públicos y el abuso del poder.

Encono y odio popular causan acciones que evidencian que el dinero aportado por todos, se lo quedan unos cuantos. Brotan y salen números, cifras, acciones que hicieron gobernadores, alcaldes, líderes sindicales, directores de empresas, líderes religiosos, constructores privados, maestras rurales que heredan fortunas a sus hijas y una muy larga lista de privilegiados que supieron ‘hacerla’ y no pagarla. A quienes la vox populi les reclama paguen con cárcel.

No; no hablamos en exclusiva de México.

El ex presidente peruano Alan García es señalado de ostensibles actos de corrupción, en su caso concreto sobre sobornos recibidos para la construcción de una línea de transporte público en Lima. Cohecho y enriquecimiento ilícito enfrenta Alan, al igual que su paisano Ollanta Humala lo hizo por el caso que  agrupa a muchos otros presidentes (se habla de al menos 18 países en iguales circunstancias) que se vieron beneficiados por el escándalo petrolero de la compañía Odebretch de origen brasileño. 

El caso de Alan es sugerente. Su solicitud de asilo a muchos países vecinos a Perú, se contrasta con la negativa de éstos a brindarle la protección diplomática de esta figura. La corrupción no protege ni blinda a pillos que enriquecen su peculio sobre la desgracia de su pueblo.

Todo indica que muy pronto, la mano de la justicia alcanzará a quien fuera dos veces presidente de Perú y que por ‘tener contactos dentro de la fiscalía anticorrupción de su país’, obtenía información que le permitía “mejor prevenir que lamentar” pues el ex mandatario ponía tierra de por medio, aún a decirse a sí mismo inocente de toda culpa.

P.D. Sumados a la celebración mundial de la lucha contra la corrupción. ¿Qué seguirá para nuestro país? Quizá PEMEX depare buenas notas en el futuro inmediato. El tiempo lo dirá. La integridad deberá de ser el mejor modelo de vida.

COLOFÓN: Dijo Alan García “Yo no eludo la justicia… impido una injusticia en contra mía”. Aprendan esa máxima; se puede ofrecer.

 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro