Partidos y políticos… hoy



 

El Partido Nueva Alianza (PANAL), que fundó la exlíder del SNTE, Elba Esther Gordillo, perdió su registro al no alcanzar un mínimo del 3% de la votación general de la pasada contienda electoral en el país.

Por cierto, el otro partido con la misma suerte fue Encuentro Social (PES), quien a pesar de ir en alianza con MORENA, no logró su 3%  que señala la ley para seguir conservando el registro de Partido Político en México.

Un partido local, de la CDMX, es el Partido Humanista, también perdió el registro por la misma causa de los anteriores.

Pero claro que se ‘afilan machetes’ para la creación de nuevas instituciones políticas en el país. Por ejemplo se puede citar al partido que están formando el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita Zavala.

Dos partidos de los maestros: Uno que sustituya al PANAL, o sea, del SNTE, sin que huela nada a Elba Esther; Otro sector magisterial es el que se supone reconquistará la silla grande del SNTE y recuperarlo.

También cuentan los políticos mexicanos que ‘amenazaron’ con retirarse de la política nacional, como el de Atlacomulco, Enrique Peña Nieto, que arrebató a Acción Nacional la presidencia, pero no fue capaz de conservar el triunfo para su partido y lo entregó a MORENA de López, además de enviarlo al sótano del cómputo electoral.

El expresidente del PAN, el queretano Ricardo Anaya Cortés, apostó todo a su candidatura presidencial y al perder, anunció su retiro de la política para dedicarse a la docencia.

Sin embargo el queretano apareció en público al finalizar agosto pasado como maestro de un Diplomado en Marketin Político en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM y este miércoles circula una fotografía donde aparece con el senador panista Gustavo Madero en el restaurante Klein’s de Polanco, en la CDMX.

Quienes saben del tema, aseguran que el ex candidato presidencial prepara su reingreso al PAN, sobre todo porque este domingo celebran el 80 aniversario de su fundación y se presume que Ricardo Anaya pretende la diputación federal y después la candidatura al gobierno de su natal Querétaro.

Otro exgobernador, el de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quiso prolongar su muy corto periodo y postuló a su hijo para que lo sucediera en el Ejecutivo de aquella entidad, les fue mal… perdieron ante MORENA con Cuitláhuac García.

Una política que no era y jugó a su representación en un pésimo papel, quizá porque no había guion, fue la actriz originaria de Torreón, Coahuila, Carmen, La Aventurera, Salinas, quien En 2018 concluyó como diputada priista con más pena que gloria.

En julio pasado el exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, hermano del chúntaro Humberto, de los mismos apellidos, también ex gobernador de aquella entidad, quiso rescatar a su partido y asumió la secretaría del PRI nacional, pero renunció a las pocas semanas. Un dato: los Moreira fueron líderes del SNTE en Coahuila, gobernadores y altos funcionarios del PRI. Humberto presidente y Rubén secretario general.

Otros políticos que causaron baja hasta ahora son: Aurelio Nuño, precandidato a la presidencia; Luis Videgaray, polémico e influyente incluso en las relaciones con el presidente Donald Trump.

Al profesor Juan Díaz de la Torre le salió chueco el tiro electoral y los votos del PANAL no alcanzaron para ganar una plurinominal en la Cámara de Diputados, por lo que se quedó sin la curul y la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Otro que perdió fue el exdirigente del PRD, Jesús Zambrano, enemigo partidista de AMLO, quien no pudo llegar a la senaduría por la vía plurinominal, por falta de votos.

Con toda seguridad que Rosario Robles sabía el destino que le esperaba con la llegada de López a la presidencia y aunque no dimensionaba lo que vive ahora, ahora enfrenta desde la cárcel varias acusaciones de desvío de muchos millones de pesos.

El sexenio apenas comienza. Nadie sabe en realidad que esperar en las próximas elecciones federales, no dude que algunas mujeres y hombres de la política nacional se retirarán a la vida privada, a la empresa, a la docencia, al mundo mediático. Sin embargo otros llegarán con bríos renovados.

No podemos obviar que los números nacionales pueden cambiar de color al mismo país o por grandes regiones y ello sería indicador de lo que viene.