Te invitamos a descargar nuestra aplicación móvil de la Google Play Store haciendo clic en VER EN PLAY STORE



“Hablemos de Ricardo Anaya Cortés…”
Por: Francisco Javier Álvarez de la Fuente | 2018-01-10 04:59:33

 

En nuestra última colaboración señalamos que solamente serán cinco los nombres que en la boleta electoral para la presidencia de la República como opciones para el ciudadano, de los cuales tres serán de partidos o coaliciones y dos candidatos independientes y para hablar de esos candidatos, sus partidos y coaliciones, así como de cada uno de los independientes de cuáles son sus propuestas, su ideología y de lo que vaya sucediendo con ellos, para conocer sus inclinaciones, sus compromisos, sus fortalezas, sus debilidades, etc., nos daremos a la tarea de comentarlo en este espacio.

Iniciaremos conforme a la antigüedad, de los partidos que encabezan las coaliciones está la conformada por el Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano de nombre “Por México, al Frente”, con Ricardo Anaya Cortés.

Pues bien, todos sabemos que desde que inició el Partido Acción Nacional allá por 1939, del siglo pasado, se destacó por ser un partido que luchaba por la democratización de la sociedad, con una ideología bien definida, y por ende, logró la penetración entre las familias más respetables de la sociedad, y también sabemos que esta doctrina, del PAN, se fue perdiendo cuando se hizo más pragmático, anteponiendo los principios doctrinales a la conveniencia de sus dirigentes, pero esto llegó al extremo, cuando Ricardo Anaya Cortés, fue ungido como Diputado federal, jefe de la bancada panista, presidente nacional y vio la posibilidad de hacerse de la candidatura presidencial para el 2018, donde no le importó ni los principios ni la ideología del partido, y ensoberbecido, por la popularidad que había obtenido en las elecciones de 2016, cuando ganó su partido 7 de 10 gubernaturas, se mareó, y empezó a deshacerse de quienes consideraba sus posibles contrincantes para obtener la candidatura presidencial, y buscó nuevos aliados, aún a costa de sacrificar lo ganado durante más de setenta años de tradición y doctrina, y esos aliados los obtuvo con el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, partidos éstos que ideológicamente y tradicionalmente habían sido los enemigos naturales, por tener como banderas antagónicas la destrucción de la familia y estar en contra de la vida, pero como a Ricardo Anaya Cortés, solamente le interesaba lograr la candidatura presidencial, y a Alejandra Barrales en ese entonces presidenta nacional del PRD, sólo le interesaba obtener la Jefatura de Gobierno de la ahora Cd. de México, y a Dante Delgado Rannauro, presidente nacional del Movimiento Ciudadano, la Presidencia de la Cámara de Senadores, pues ellos tres se dividieron el pastel sin tomar en cuenta a la militancia de sus respectivos partidos, pues lo que les interesaba a ellos y les sigue interesando no es el bien común, ni que a México y los mexicanos les vaya bien, sino que a ellos les vaya bien es lo único que les importa, por ello mismo hacemos éste comentario aquí, para que al momento de que estemos en las urnas electorales, decidamos en conciencia lo que le conviene a México, puesto que para eso… ¡Aquí estamos!

alvarezfj.2@gmail.com