¿Feliz 2019…?



 

 

 

 

Estamos iniciando el año 2019, y todos estamos acostumbrados a que, al inicio de un nuevo año, deseamos buenos deseos, paz, tranquilidad, bendiciones un mejor trabajo, salud, bienestar y todo aquello que es positivo para todos aquellos a los que queremos y obviamente deseamos lo que queremos para nosotros.

Pero desgraciadamente en este nuevo año 2019, el Gobierno Federal, dígase Poder Ejecutivo y Legislativo, (Presidente de la República, Diputados y Senadores), quienes si se desean ellos un feliz año 2019, al pueblo que los eligió no le desean lo mismo, ya que desde antes, ellos si se despacharon con la cuchara grande y para poder reponer los bonos que ellos se asignan en forma prepotente, y sin tomar en consideración que el pueblo al que se deben ya no aguanta un apretón más al cinturón, lo obligan a recibir el 2019 con un sinfín de mentiras y promesas incumplidas por el ahora Presidente.

Pero eso no queda ahí, ya que esas promesas incumplidas y el an8unciar una cosa y hacer la contraria, pone nerviosos a los inversionistas, que ya de por sí desde que entró al poder Ejecutivo, y no solo él, sino el Congreso con mayoría de morena, han actuado como si todavía estuvieran en campaña y que fueran ellos la oposición, obviamente va a repercutir en el alza de la canasta básica, ya que una de las promesas fue reducir el precio de la gasolina y no solo no ha bajado sino que ya anunciaron que irá aumentando paulatinamente lo que impactará en el precio del transporte tanto foráneo como urbano, y de ahí en adelante todos los insumos para la agricultura, ganadería, construcción, más inflación, etc.

Analistas consultados por BBC Mundo advierten que con este nuevo esquema los mexicanos enfrentarán dos efectos negativos para su economía.

Uno es el más directo y visible: desembolsar más dinero para llenar el tanque de gasolina para los conductores, y aumento en las tarifas del transporte público para los usuarios.

"La gasolina tiene un efecto multiplicador importante, más que muchos otros precios", dice el analista Jonathan Heath, doctor por la Universidad de Pensilvania (EE.UU).

El otro efecto más indirecto y menos evidente es en el aumento en los productos que "se trasladarán a los consumidores", prevé el economista mexicano Raymundo Tenorio.

"Los productores de los bienes y servicios, desde un mueble, prendas de vestir, alimentos, semillas, todo, el productor tendrá un incremento en sus costos variables debido a su pago adicional en su combustible", dice Tenorio, director de la escuela de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey (México) donde prevén un incremento de hasta 3% en la inflación.

Un tercero es la pérdida de competitividad de México, que podría hacerse un país menos atractivo para la inversión, si el Banco de México trata de aplicar políticas coercitivas contra la inflación.

"El hecho de que la política mexicana se haga de carácter restrictivo, que trate de contener la inflación y por tanto aumentar las tasas de interés, tendrá un impacto en las posibilidades de crecimiento", dice Gerardo Esquivel.

"El aumento de las tasas de interés desalienta la inversión, desalienta el consumo en bienes durables".

Sin embargo y a pesar de todo lo anterior, como buenos mexicanos que somos, sigamos deseándonos buenos deseos, paz, tranquilidad, bendiciones un mejor trabajo, salud, bienestar y todo aquello que es positivo para todos aquellos que queremos y obviamente deseamos lo que queremos para nosotros, y recordemos que lo que no hagamos nosotros nadie lo va a hacer por nosotros y sobre todo hagamos el propósito de que esto se cumpla puesto que para eso.... ¡Aquí estamos!

alvarezfj.2@gmail.com