¡¡¡Es el colmo!!!



 

 

“Ya ni en tu casa estas seguro”, “quien será el siguiente”, “Victoria cada día esta peor”, “porque se meten con gente buena” y “es el colmo” fueron entre otras las expresiones de impotencia e indignación que escuche en estos días por el robo e intento de asesinato al Dr. Salinas.

La indignación siempre estará presente ante cualquier hecho violento, pero cuando se trata de un personaje tan estimado y querido por los miles que han recibido de él solo ayuda cuando lo han requerido ofende a una sociedad que pide a gritos se recupere la seguridad perdida en los últimos diez años.

Y por el contrario vemos a nuestros dirigentes políticos enfrascados en agrias discusiones sobre la Guardia Nacional, sobre si será mando militar o no quien asuma la responsabilidad, si se debe hacer un mando único, sobre los presupuestos y tantas ocurrencias que en nada abonan a recuperar la paz.

Se percibe difícil, si no imposible, se puedan poner de acuerdo Federación, Legisladores, Jueces, Estados y Municipios para en conjunto y cada uno de ellos desde su esfera de responsabilidad enfrentar con una meta en común a los diferentes factores que inciden en la generación de este mal nacional que tantas vidas a cegado y tanto dinero le cuesta a los mexicanos.

Parece un sueño utópico, sin embargo esto se tiene que enfrentar con toda la fuerza del Estado ya que de lo contrario las zonas sin ley cada día crecerán y se extenderán mas en el país, con lo que no quedara de otras más que armarnos cada uno y enfrentar la violencia con violencia.

Suena descabellado pero cuando ni en tu casa puedes estar seguro y corres el riesgo de que a tu esposa o hijos sean violentados la idea ya no suena tan descabellada.

Sin embargo, en tanto la sociedad no exija a sus gobernantes, en tanto continúe con apatía, sin pensar que el siguiente puede ser algún familiar, en tanto no se pierda el miedo la autoridad no se esforzara mas allá de lo mínimo necesario para hacer creer que está trabajando en ello.

Y desgraciadamente los victorenses esta a la vista somos agachones y preferimos estar en nuestra zona de confort que levantar la voz a pesar de que nos agredan , ofendan o vituperen , preferimos callarnos para no perder privilegios con quien manda aun a costa de nuestra propia seguridad.

La irritación social es mucha, pero en tanto no se lleve a la acción son tan solo palabras y sentimientos inútiles y seguramente Victoria continuara en la ruta de perder valor e interés de inversionistas y atracción para las nuevas generaciones.

Inicia un nuevo año y con ello la posibilidad de recomenzar y replantear lo realizado ,pero no perdamos la oportunidad en este año electoral, donde se renovara el Congreso Local de manifestar como sociedad nuestra molestia y no perdamos la oportunidad de exigir a los partidos políticos que postulen candidatos que verdaderamente representen a la sociedad , que no sean tan solo levanta dedos afines a un interés superior y no nos dejemos sorprender con candidatos “payasos”, corruptos y sin criterio.

En lo económico, el daño que se esta ocasionando en cada día más entidades de la República por la falta de gasolina es invalorable, las pérdidas son millonarias y crecerán hasta en tanto no se garantice el abasto.

A pesar de que es cara y de mala calidad, hoy cuesta el doble que en Estados Unidos a excepción de la franja fronteriza , puede convertirse en un caos para el presidente Andrés Manuel si no lo resuelve a la brevedad.

Igualmente en un caos puede caer el IMSS si no se adoptan medidas inmediatas para enfrentar la avalancha de derechohabientes del Seguro Popular que se pretende transferir a un escuálido Seguro Social que vive con mil deficiencias pero es un garante hasta hoy de los servicios médicos para más de la mitad de la población del país.

Para rematar, a nadie le queda duda que el presidente López Obrador está cumpliendo sus compromisos de campaña, para bien o para mal, que tiene prisa por implementarlos, aun haciendo a un lado la propia Constitución, sin embargo tantos cambios al mismo tiempo pueden hacer que se tropiece y se pierda el enfoque, sin embargo la lucha contra la corrupción todos la aplaudimos deseando que sea realmente de fondo y no un solo disfraz político.     

  Pensadorobles@yahoo.com.mx