El turismo



 

El hecho de que los secretarios de Turismo de las entidades Federativas se muevan en torno a la búsqueda de respaldo para la generación de inversiones a favor de las ciudades y las comunidades, para que, como producto final de su desarrollo generen dividendos vía el turismo.

En esta semana, los responsables de las instancias turísticas estuvieron en el Senado de la República con el presidente de la Comisión del ramo, Antonio García Conejo, a quien plantearon la urgencia de invertir en obras públicas que mejoren el desarrollo urbano y con ello propicien movilidad ciudadana entre los estados, para que las familias aprovechen los días de asueto y puedan turistear.

La propuesta presentada por los secretarios de Turismo, es bien sencilla, que haya inversiones en infraestructura, pero, que apunten al turismo como objetivo para la derrama económica de las regiones, en el entendido de que, los funcionarios estatales pueden proponer programas o mecanismos para que, las obras se conviertan en detonantes del turismo, porque beneficiarán a los proyectos que se hayan concebido en función de los compromisos contraídos con la sociedad o empresas que prestan o venden servicios al turismo.

Eso de los Pueblo Mágicos, era un buen ejemplo de cómo, las inversiones tienen que alinearse en función de una actividad que puede convertirse en la alternativa económica para muchos años y que puede apreciarse en toda la extensión de la palabra en Tula, una de las ciudades del Altiplano de Tamaulipas a la cual llegaron inversiones a partir de las cuales se mejoró la infraestructura urbana y las empresas de servicios pudieron crecer, para hacer de la excapital de Tamaulipas, un punto relevante para el turismo.

La Asociación de Secretarios de Turismo de los estado del país, pudieron transmitir la urgencia para que desde las Cámaras Legislativa pueda impulsarse una policía pública de largo alcance, en el entendido de que, la modernización de las ciudades y comunidades, es la divisa turística que el Gobierno del país pueden entregar para el usufructo de los prestadores de servicios turísticos.

En otras palabras, que haya que vender de atractivos a los turistas, comenzando con una buena estructura urbana, a partir de la cual puedan colgarse la inversiones en equipamiento turístico a efecto de aprovechar los recursos naturales de los pueblos y que la gente vaya a disfrutar de ellos.

Hay demasiadas razones para que el turismo en las entidades del país se entienda como una actividad económica que deja una importante derrama a través de los prestadores de servicios, que van desde una estación de servicio de combustibles, restaurantes, hoteles, museos, visitas guiadas a atractivos de las ciudades y hasta la definición de rutas de parajes que vale la pena que sean visitados por las personas y sus familias que deciden salir de sus casas para turistear.

Además, los secretarios de Turismo de las entidades federativas, saben que si ellos no se mueven para buscar el respaldo de los Legisladores y de funcionarios de la administración federal, los recursos no llegarán a tocar sus puertas para activar otro tipo de acciones económicas que significan la diversificación de los ingresos que propietarios de establecimientos y negocios turísticos pueden concebir.

El titular de turismo en Tamaulipas, Fernando Olivera Rocha, apuesta por el respaldo de la Federación bajo cualquier esquema que consideren apropiado, sabedor de que, las inversiones son necesarias para detonar la economía de las ciudades y de las regiones y, en el caso de esta entidad, cada peso que se invierta en el desarrollo urbano y en obras públicas irá directo al turismo, porque una gran parte de las ciudades del estado, tienen ese tipo de vocación.

 

Los otros.

El Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, José Andrés Suárez Fernández, fue al sur de la entidad para participar en la celebración del 69 aniversario de la Máxima Casa de Estudios, en un evento donde se rindiera homenaje a los fundadores de la Institución.

Hubo guardia de honor en la rotonda de los fundadores y de los hombres ilustres de la UAT, en la que participaron tanto los directores de las Unidades Académicas como los familiares de quienes bosquejaron la Universidad y que, con el paso de las generaciones, basadas en la unidad entre estudiantes, maestros y directivos mantienen para que año con año se alcancen las metas propuestas.

El Rector aseguró que, a los 69 años de su fundación, la Universidad tiene un notable crecimiento que destaca en el contexto nacional y que apunta a seguir esa tendencia, porque cada vez es mayor la demanda de estudiantes en todas las carreras que existen en las Unidades Académicas.