¡De futbolistas a gobernantes!



No es lo mismo tirar un tiro libre, ejecutar un penal de manera magistral, que hacer un gobierno local o estatal. Estos hechos estamos a punto de conocerlos, porque de este tema, hay mucho de qué hablar. 

Primero Cuauhtémoc Blanco, será gobernador de Morelos, el hijo pródigo de Tepito, pasó de ser de barrio, a las fuerzas básicas del América, y después a ser su emblema en el campo de futbol, su máximo líder y un futbolista con gloria y fortuna. 

Desde el América, equipo de amores y de odios, se dio a conocer, hasta llegar a ser la figura también de la selección mexicana, después pasó un corto tiempo por el balompié español, pero una lesión, en un partido oficial de la selección, lo regresó a jugar a Estados Unidos, sus honorarios siempre fueron muy altos, al finalizar su carrera, el Cuau, era un hombre acaudalado. 

Al final, ya casi en su retiro, se dedicó a jugar para equipos de mediana tabla, para llenar estadios y vender playeras; eso le garantizó llegar a vivir a Cuernavaca; desde donde, por un acto de popularidad el Partido Encuentro Social, lo postuló a alcalde con la única finalidad, de que ese partido conservara el registro de manera local ¡y sopas que gana!

La precampaña a la gubernatura, estuvo a cargo de Graco Ramírez,  gobernador de esa entidad, que debido a la tirria, que le tenia al Cuau, hizo todo para destituirlo y desterrarlo del estado, al final, el ahora gobernador, fue el hombre más popular de la política local morelense. 

Los resultados del gobierno han sido de mediano pelo, en Cuernavaca, pero la gente le dio el voto, como figura y como castigo para Graco, que hizo un gobierno desastroso.

Veremos en los próximos 6 años un gobernador, futbolista, que tendrá que tirar sus mejores chanfles, sus mejores pases y hacer de la cancha morelense, un verdadero antes y después de un gobernador futbolista. 

No es el único, Adolfo Ríos, es alcalde de Querétaro, Roberto Ruiz Esparza fue diputado federal, Ana Guevara, ahora sera jefa delegacional, y así se van acumulando glorias deportivas, a la política nacional.  

Sólo falta ver, en qué para toda esta transformación de deportistas a políticos. Al tiempo.

 

 

chanorangel@live.com.mx