Comienza una nueva era…



 

Pues como no hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla, se llegó el día, Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como Presidente Constitucional de este México lindo y querido. 

Sin duda alguna el sábado fue un día muy importante para la historia social y política de este país, nos guste o no comienza una nueva era, no sabemos en realidad si para bien o para mal, el tiempo lo dirá. 

La toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador fue uno de los acontecimientos más importantes que tendrá nuestro país, los ojos del mundo estuvieron puestos en nuestra nación y todos los mexicanos hacemos votos porque el gobierno que inicia cumpla las expectativas, que sepa responder a la confianza que el pueblo le confirió. 

Decimos que todos los mexicanos hacemos votos para que le vaya bien al nuevo Presidente de la nación porque si le va bien a él es más seguro que se cumplan las expectativas, es decir, le irá bien al país y más allá de filias o fobias es lo que importa. 

Más allá de los discursos e intereses políticos o de grupos debe estar la estabilidad social y política de este país, que se respire paz y que México sea referente internacional por acciones positivas, que sea uno de los mejores lugares para vivir e invertir, eso es lo que se desea. 

Definitivamente el evento de toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente constitucional de México revistió gran importancia, merece se le dé toda la seriedad. 

Pero los hijos de esta tierra azteca nos reímos de nuestras desgracias y lloramos las alegrías, el humor es parte de nuestra esencia, razón por la que también la ocasión sirvió para que los mexicanos dieran rienda suelta a su ingenio. 

En las redes sociales, que son más ordinarias, se ha visto todo tipo de mensajes, memes, caricaturas y chistes sobre lo que será México con la nueva administración. 

“¿Ya se acabó la corrupción? Decían unos, ¿Cómo para cuándo estarán listas las refinerías para que baje la gasolina? Comentaban otros, “Acabo de comprobar que bajó la gasolina, el viernes traía medio tanque y hoy traigo un cuarto” se leía en varios muros, igual los temas de inseguridad se manejaban con sarcasmo y los memes del presidente entrante rebasaron los del saliente cuando inició. 

Todo es parte de la naturaleza del mexicano, con todo y memes, caricaturas y mensajes sarcásticos sobre el gobierno entrante, lo cierto es que cada que inicia una administración se tiene esperanza de que las cosas mejoren pero ahora hay más expectación, y aunque se tengan dudas de que pueda ser una buena administración existe la esperanza de que se tenga una mejor nación. 

Dándole el voto de confianza y beneficio de la duda podemos decir que no hay varita mágica para que cambie todo de la noche a la mañana, pero ojalá no se pase con ese discurso la mitad de su sexenio. 

Igual debemos exigir que cumpla sus promesas de campaña, Andrés Manuel se comprometió a no ser igual que sus antecesores, que él no robará, no mentirá y sí se aplicaría para que este México lindo y querido sea mejor. 

Ojalá los escépticos nos equivoquemos, que Andrés Manuel cumpla las expectativas, pase a la historia no por ser el presidente más votado o de izquierda, sino porque fue el mejor mandatario que ha tenido México. 

En fin, la situación es que estamos de estreno y cierto es que con Andrés Manuel López Obrador comienza una nueva era, ojalá sea para mejorar.