Te invitamos a descargar nuestra aplicación móvil de la Google Play Store haciendo clic en VER EN PLAY STORE



Comenzó el lloradero…
Por: Rosa Elena González | 2018-01-11 04:15:47

Inconstitucional o no la disminución del presupuesto aprobado por el Congreso de Tamaulipas de financiamiento público para los partidos políticos,  la situación es que mientras ellos lloran porque tendrán menos dinero y por lo tanto menor dispendio, el pueblo aplaude la acción.

Lo aplaude porque siente que el recurso que se les entrega a los partidos políticos, vía IETAM, es  más de lo que merecen, que es mucho dinero el que reciben y  pocos los resultados que entregan.

Además que mucho del dinero que se les entrega a los partidos políticos podía ser utilizado en apoyos y programas sociales, que beneficien a la ciudadanía, no sólo a quienes viven de la política partidista.

Pero como los partidos políticos no quieren que se les disminuya su minita alegan que la reducción al financiamiento es inconstitucional, tal vez tengan razón pero justo eso es lo que el pueblo pide, que  se les disminuya el presupuesto.

Claro que los partidos se defenderán y dicen que será muy poco el recurso que tendrán para operar y promocionar políticamente, razón por la que ya comenzó el lloradero.

Obviamente los primeros que se quejaron, porque en otros tiempos fueron los que más gozaron del presupuesto, fueron los priistas, lloran porque ahora además de tener menos participación les hace otra disminución.

Razón por la que quizá hasta tengan que disminuir su nómina o bajarle el sueldo a quienes cobran como directores generales para poder tener mayor margen de maniobra, en promoción o apoyos a sus sectores, con el poco recurso que tengan.

Mientras los partidos políticos se inconforman porque sienten que prácticamente les dejarán sin dinero, el IETAM dice iniciará una gestión para la recuperación del financiamiento público, porque aparte de que no se les autorizó lo que pidieron, se les  disminuyó.

Tania Contreras  dice que se propuso un presupuesto de 537 millones 527 976 pesos y sólo se autorizaron  218 millones 735 mil 397 pesos.

De ese montón de dinero 176 millones de pesos  es para partidos, quienes tienen que dividir los recursos en cuatro rubros, 126 millones 760 mil 652 pesos para Actividades Ordinarias; 3 millones 802 mil 819 para Actividades Específicas; 40 millones 563 mil 155 pesos para las Actividades tendientes a la obtención del voto y 5 millones 070 mil 426 pesos para Franquicias postales.

Quizá para los partidos políticos el financiamiento que tendrán es muy poco, que con eso no le abonan mucho a la democracia en Tamaulipas, pero la verdad es que poco le han abonado, y de acuerdo a los resultados que han dado o que varias siglas viven de ese dinero, y que sólo sirven de rémoras, la ciudadanía sigue pensando que hasta eso que los partidos sienten es poco presupuesto, es mucho.

En fin, la situación es que debido a que el Congreso del estado no autorizó el aumento que pedía el IETAM para financiamiento público pero si aprobó se le disminuyera y ahora los partidos políticos tendrán menos recursos en este proceso electoral.

Mientras unos se quejan de inconstitucional y la autoridad electoral de Tamaulipas anuncia iniciará una gestión para revertir lo aprobado por los diputados, comenzó el lloradero.