Campo mexicano, otra esperanza.



 

Siempre que el tema es el campo, la verdad, creemos necesario potenciar aquello que permita a los hombres de esas zonas, tener una esperanza.

Pasan y pasan los años, sin que el sector rural pueda despegar y que, quienes siembran puedan tener el gusto de hacer producir la tierra para contribuir a la alimentación de los mexicanos y al progreso de la patria.

Es innegable que hay avances en muchas regiones del país, sin embargo, es la agricultura del sector privado la que tiene mejores resultados, incluso, logra trascender a los mercados internacionales, sin embargo, una gran parte de productores, los del llamado sector social, tienen muchos años que batallan para sembrar y contar con algunas garantías, ya sea para asegurar sus cultivos contra fenómenos naturales o mejorar los canales de comercialización.

En ocasión de la llegada de Víctor Manuel Villalobos Arámbula a la titularidad de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, de la cual era titular hasta el 30 de noviembre pasado el tamaulipeco, Baltazar Hinojosa Ochoa, hizo una afirmación que, desde nuestra perspectiva será el reto de retos para la administración regeneracionista de Andrés López Obrador, ¨se crearán condiciones para que no falten alimentos a los mexicanos y para ellos se recuperará la autosuficiencia de los productos básicos¨.

Luego aseguró que no se puede depender de los mercados externos para garantizar la seguridad alimentaria del país, por tanto, trabajarán para reducir la dependencia de las importaciones.

El discurso del nuevo funcionario que trabajará con los campesinos y según él con los más vulnerables, es decir, quienes no han contado con el respaldo del Gobierno en los últimos tiempos, la gran propuesta es rescatar al campo de la situación en que se encuentra, aunque, no detalló cómo está el país en esta materia.

Como era una reunión con los nuevos funcionarios que tendrá y los empleados de la institución que ya están allí y la mayoría de ellos desde hace mucho tiempo, a lo mejor no entró en detalles, pero, sí dijo que hay una alineación de la estructura de la institución alineada para llevar a cabo sus acciones con eficacia y eficiencia.

Las palabras del secretario Villalobos Arámbula sonaron bien, en especial cuándo aseveró que atenderán a todos los productores y que actuarán para transformar el campo en una fuente de desarrollo y bienestar para los habitantes del sector rural.

Desde luego que, en los compromisos del nuevo funcionario faltan muchas cosas, en especial aquello relativo a los efectos de la inseguridad pública y sus efectos en la cosecha o bien que infinidad de tierras se encuentran improductivas y ranchos desolados por ese mismo motivo. 

Falta también el revire para que, de nuevo haya la posibilidad de instituciones crediticias y de seguro para la siembra de tierras ejidales y de pequeñas propiedades, bajo la premisa de que, ello abona a un tipo de economía que derrama muchos recursos en las localidades medianas y pequeñas porque son abastecedores para la agricultura y la ganadería.

En Tamaulipas, se ha dejan de sembrar miles de hectáreas de sorgo y maíz, existen ranchos y ranchitos abandonados porque sus propietarios ya no pudieron resistir las presiones de grupos que se manejan al margen de la Ley y con desagrado, se ha visto que los trabajadores del campo son involucrados en actividades diferentes a aquello que saben hacer bien, es decir trabajar la tierra y hacerla que produzca.

En Villalobos Arámbula, están puestas las esperanzas de un sector que no se le ha rajado a México, ni por el desdén con que se manejaron los programas del campo en el primer sexenio de la alternancia, el subsecuente que tampoco dejó nada bueno y el que acaba de pasar, durante el cual, las acciones quedaron cortas frente a las grandes necesidades.

Supongamos que el enfoque a la productividad, con la eficacia y la eficiencia de una dependencia, que buscará salvaguardar el derecho humano a la alimentación de los mexicanos, entonces, tiene la obligación de dar resultados ya, es decir, en este mismo mes de diciembre y planear de manera efectiva cada que den el año venidero.

Los productores de Tamaulipas estarán muy atentos a cada actividad que lleve a cabo el Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, porque requieren de mucho apoyo, ya sea financiero, para la adquisición de insumos como semillas, fertilizantes e insecticidas, seguro y mejorar los elementos para la comercialización.

Todo ello en el entendido de que el próximo ciclo agrícola en la entidad, comienza con la preparación de las tierras en el mes de febrero y las siembras al mes siguiente, por tanto, en dado caso que la estrategia de Villalobos Arámbula se tarde, tendremos que agregar un ciclo agrícola más a los cientos que se han perdido por falta de respaldo a los agricultores.

Más sencillo, las palabras del nuevo funcionario tendrán impacto positivo si hay siembras en el ciclo que viene y negativo si sucede hasta el segundo ciclo agrícola del 2019 o de lo contario, será hasta el 2020 y eso es caer de nuevo en el cuento de nunca apoyar con oportunidad a los hombres de campo, en especial a los más vulnerables.

 

Los otros

Es gratificante saber que una vez más, otra mexicana logra un sitio de privilegio por su belleza, es Vanessa Ponce de León, que, acaba de ganar el Título de Miss Mundo 2018 en el concurso que se llevó a cabo en Sanya, una Isla China y en el cual las competidoras de Uganda, Jamaica y Bielorrusia estuvieron cerca de ganar el cetro.

Esto nos recuerda los tiempos aquellos en los que hubo gran dedicación a la realización de los certámenes estatales y nacionales y, entre cuyos organizadores siempre hizo un buen papel el licenciado Oscar Reyes Hernández.

Más personas en la capital de Tamaulipas consideran como una buena medida la designación de un Director General de Baches en el Ayuntamiento que tiene a su cargo Xicoténcatl González Uresti, incluso, creen que, por las condiciones en que se encuentra la ciudad y la escasa posibilidad de que haya dinero para obras públicas, el responsable de los baches, sería más importante que el titular de Obras Públicas.

Ha, por cierto, cuándo hay Director General de Baches, habrá que decirle que su trabajo será de 24 horas y con cuadrillas que tengan el chaleco bien puesto, no como las actuales que desempeñan su chamba de manera estricta por las siete horas laborales y una de alimentación o bien, dejan de hacerlo en el momento que se termina el material para bacheo